Aves en el Ambiente Altoandino

Fecha: 26/02/10
Hora: de 10:30 a 19:00 Hs.
Clima: Soleado, totalmente despejado. Mín. 10ºC, Máx. 29 ºC
Estas son mis impresiones en mi primera salida a obsevar aves a esta ecoregión. Ya había estado otra vez pero con un grupo de alumnos y en invierno. Ahora fuimos con Diana Weyland, Silvia Bacci y Mariana Witte, los Americaviaros Barilochenses. También iban Gastón, mi hijo, y Martina, la hija de Mariana.
Subimos por los medios de elevación del Cerro Catedral, demorados por el terremoto en Chile. La empresa realizó una breve inspección de las telecabinas y la aerosilla. El plan fue subir por los medios y bajar recorriendo el ambiente altoandino, luego el bosque húmedo y llegar nuevamente a la base. Mi espectativa personal era avistar yales y se cumplió con creces.
Allá arriba, a 2075 msnm según el GPS el roquerío y el sol dominaban todo. Una aridez total adornada con floridas manchas violetas, amarillas, blancas. Realmente llamativas y hermosas, las plantas en flor allá arriba permiten valorar la vida.
En el ascenso vimos unos jotes cabeza negra. Nos recibió un chingolo en los 1600, el único que vimos tan alto. Luego nos dirigimos al filo y aparecieron las dormilonas, las cuales irán en fotos en unos días. Vimos al menos tres especies distintas a lo largo de la jornada. Contemplamos de un lado y de otro las laderas del Cerro Catedral. A lo lejos, el imponente (¡todo era imponente!) Cerro Tronador cargado de nieve eterna. Un cóndor completó la escena.
Los yales nos esperaban en un roquerío ya comenzando el descenso. El azul plomizo del yal plomizo nos llenó. Es un ave tan sencilla en su plumaje pero de un color tan vivo que nos alegró encontrarla. Había varios individuos, esperamos confirmar a la hembra al editar las fotos. Lo que pasa es que tres especies competían por un territorio de puras piedras: yal plomizo, dormilona cara negra y una remolinera (cual?) que se movía sobre una zona húmeda que a veces era arroyito y a veces mallín. Más dormilonas nos alegraron la tarde.
Contemplamos un episodio entre dos rapaces que ya irá en otro mail para ver si lo identificamos. Mariana con un ojo excelente detectó la corona rufa en una de ellas.
Completaron el día, continuando el descenso, la ratona, la golondrina barranquera, el cabecitanegra austral y un colibrí rubí en vuelo. ya en el bosque aparecieron los cantos del Fiofio Silbón, el Rayadito, el Chucao y uno que no logramos identificar.
Personalmente, llegué agotado no sé si por los años o los kilos que pesan... y satisfecho de una jornada en un nuevo ambiente.
Ya volveremos en busca de otras aves de esta llamativa región.


Mi primera vez observando al Yal Plomizo (Phrygilus unicolor). Escurridizo entre los roqueríos y peleando con una remolinera. No recuerdo haber avistado a la hembra, sí a varios machos en los mismos roqueríos.

1 comentario:

Facundo Vital dijo...

Muy bueno! el domingo me fui a frey por el filo del catedral, y estando cerca de la finalización de la aerosilla (subi caminando), habia unos 4 cóndores dando vueltas.
Lamentablemente cuando llegué al filo ya no estaban y me quedé con muchas ganas de fotografiarlos.