El diucón y las ventanas

El diucón es un ave endémica de los bosques andino-patagónico. Como todo tiránido es común verlo posado en la punta más alta de un árbol, arbusto o ramerío. Desde allí realiza vuelos elásticos, yendo y viniendo a la caza de insectos.
En casa lo vemos particularmente durante el otoño e invierno. Por lo general lo vemos solo, algunas veces en pareja. Rara vez cuatro individuos, tal vez una pareja con juveniles. Hemos notado que cuando los Fiofios (Elaenia albiceps) se van, regresa el diucón a ocupar el nicho que los migrantes desocuparon. Este otoño en particular, hemos visto al diucón caminar y escarbar con el pico el suelo, buscando alimentos.
Pero lo más interesante del diucón y su relación con las "viviendas humanas" es su visita a las ventanas. Ese es el testimonio de este mosaico. Yendo y viniendo, picotea, golpea y ataca el vidrio y su propio reflejo. Mañanas y tardes enteras, entre dos y tres horas o más... se la pasa en las cercanías de la ventana con sus vuelos de ataque y escape.
En cierta ocasión incluso recogimos un ejemplar muerto. Sin embargo esto parece ser excepcional puesto que los hemos visto caer al suelo por el choque y luego levantarse y seguir volando sin problemas
Las fotos las sacó mi esposa, Valeria (ya estamos en fecha de parto) y yo armé el mosaico, aprovechando la técnica que con tanto provecho suele usar Juan.

No hay comentarios: